Hazlo

– Hola, ¿me puedo sentar?
– Vaya, ¿has venido a matarme?
– No.
– Entonces supongo que querrás que os devuelva vuestra parte.
– No, he venido a que me mates tú.
– No lo entiendo, ¿no te envía tu marido?
– Sí… Es su forma de terminar con esto.
– Sería más fácil si lo hiciera él entonces, ¿no crees?
– Es más fácil que lo hagas tú, que ya estás muerto.
– ¿Cómo?
– Te envenenó la última noche. Morirás en dos días.
– …
– Ya lo conoces… él es así…
– ¿Cuándo se enteró de lo nuestro?
– Un día antes del atraco.
– …
Hazlo.
– No, coge el dinero y vete.
– Si me voy, me encontrará y será peor. Prefiero que lo hagas tú.
– … No puedo.
– No me dejes sola.

Anuncios

Acerca de manucervello

Si no sabes qué regalar, regala sueños.
Esta entrada fue publicada en Píldora. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s